Control de plagas de ratones

Probablemente los hayas visto antes. Son diminutos, algunas personas podrían incluso pensar que son lindos, pero si encuentras uno en tu casa podría ser un verdadero problema. Son ratones, no mascotas.

Los ratones son una de las plagas más comunes en el mundo y se encuentran en casi todas partes. Son roedores, y pueden ser muy destructivos cuando infestan una propiedad. Prodigiosos criadores, un par de ratones pueden convertirse rápidamente en docenas, no tardarán mucho en escabullirse detrás de la nevera, las paredes, alrededor de los zócalos y meterse en los muebles.

Los ratones dejan un rastro de peligrosa suciedad dondequiera que deciden anidar, e incluso se sabe que propagan enfermedades como el hantavirus y la salmonela (intoxicaciónes alimentarias graves). También son portadores de pulgas y garrapatas que pueden propagar enfermedades como la enfermedad de Lyme, entre otras. Mejor no hablar de los excrementos que dejan atrás, un asqueroso síntoma de una infestación de ratones.

FastControl es una empresa experta en soluciones de control de roedores urbanos para hogares y empresas con una dilatada experiencia. Como ocurre con otras compañias de control de plagas, una de las primeras áreas en las que nos especializamos fue en soluciones de control de ratones.

Llámanos al 690 87 36 85


Problemas de las plagas de ratones

Los ratones pueden entrar en las casas para calentarse, y construir nidos en lugares escondidos que les permitan acceder fácilmente a los alimentos. Eso es lo que hace que sea tan difícil deshacerse de ellos y la razón por la que normalmente se necesita un profesional. Los ratones se reproducen rápidamente y no tardarán mucho en propagarse por toda la casa. Dado que los ratones pueden esconderse en los espacios más pequeños, encontrar todos sus escondites puede ser muy difícil y requiere herramientas y entrenamiento especializado.

Los ratones se escabullen por la noche, cuando piensan que no serán vistos, y devoran la comida en armarios, cajones, despensas y alrededor de las cocinas. Rompen el plástico de los envases para comer pan y otros cereales, y sus dientes son lo suficientemente fuertes como para masticar plástico grueso y madera.

¡Comparte esto en tus redes sociales!