Limpieza de conductos de aire para eliminar plagas, virus y otros patógenos

En las películas has visto a sus protagonistas arrastrarse por conductos metálicos impecables, es parte de la magia del cine que milagrosamente soporten el peso de una o varias personas. La realidad es que los conductos de ventilación suelen acumular impurezas constantemente y pueden llegar a atraer plagas con facilidad.

Por lo general, las plagas se introducen en los conductos arrastrándose a través de pequeñas grietas, huecos sin sellar y rejillas de ventilación, y no tienen ningún problema para desplazarse por los estrechos conductos de aire de un sitio a otro sin ser vistos.

Los ratones y las ratas pueden incluso hacer agujeros en los conductos con sus afilados incisivos. ¿Cómo de fuertes son sus dientes? Para que te hagas una idea, los dientes de las ratas son más duros que el cobre y el hierro. Esto les permite masticar una gran variedad de materiales duros, entre ellos:

  • Vidrio
  • Plástico
  • Madera
  • Ladrillo
  • Láminas de aluminio

Si tenemos en cuenta que con el tiempo es necesaria una limpieza y desinfección de conductos de ventilación, los cuales ceden dejando holguras, no es de extrañar que los roedores, las cucarachas y otros insectos puedan acceder fácilmente su interior.

¿Cómo saber si tengo plagas en los conductos de ventilación?

Ahora que sabes cómo las cucarachas, roedores y otras plagas pueden entrar en el sistema de climatización, necesitas saber cuales son los indicios que delatan una infestación de plagas en las tuberías.

Excrementos

A veces la evidencia de una infestación es visible por lo que las plagas dejan atrás. Los excrementos de los ratones y de rata tienen un aspecto relativamente similar, como granos de arroz marrón o negro. La principal diferencia es que los excrementos de las ratas son más grandes que los de los ratones. Los excrementos de las cucarachas por otro lado, se parecen más a la pimienta negra o a los posos del café.

Malos olores

Teniendo en cuenta que las plagas no se molestan en usar el retrete, es inevitable que huelas sus inmundicias una vez que empiecen a desarrollar su población. Un olor rancio, parecido al amoníaco, que sale de los conductos de ventilación es un indicador importante de la presencia de orina de roedores. También puedes notar que tu gato o tu perro prestan especial atención a una determinada rejilla de ventilación o que se ponen en modo “cazador”. Si observas este comportamiento, es el momento de coger una linterna e investigar el conducto de aire.

Los excrementos de las cucarachas también emiten un olor desagradable causado por las feromonas. Este olor penetrante suele describirse como húmedo, mohoso, aceitoso y, en general, desagradable.

Marcas y manchas, rastreando a las plagas

Aunque puede ser una pesadilla, iluminar con una luz negra las paredes de los conductos de aire puede revelar numerosos indicios de actividad de las plagas. Además de las huellas, los roedores dejan manchas de orina. Las cucarachas dejan rayas oscuras e irregulares que se pueden ver con una linterna.

Sonidos de arañazos

A veces puede oír a las plagas moviéndose por los conductos. Los ratones, las ratas y las cucarachas están más activos por las noches, por lo que es más probable que los oigas moverse o revolotear durante este período.

Pieles y huevos

Aunque la caspa de los roedores puede ser difícil de diferenciar del polvo con sólo mirarla, puedes detectar las pieles y las cápsulas de huevos de las cucarachas a simple vista. Las pieles de cucaracha desprendidas son de color marrón y conservan la forma de cucaracha. Las cápsulas de huevos tienen el aspecto de pequeñas píldoras de color canela, marrón o negro.

Riesgos para la salud teniendo conductos de ventilación sucios

Si bien quieres un control de plagas efectivo en Barcelona, hay algunas preocupaciones específicas de salud que vienen con la actividad de las plagas en los conductos de aire. Ten en cuenta que tu sistema central de calefacción y aire acondicionado hace circular el aire interior continuamente por toda la vivienda, lo que significa que lo que sea que se encuentre en dichos conductos de aire puede diseminarse también.

Aumento de las alergias

Algunas personas pueden experimentar reacciones alérgicas con la caspa, la saliva, la orina y los excrementos de los roedores, así como a la saliva, los desechos y las pieles de las cucarachas. Si descubres que tus alergias “estacionales” no desaparecen cuando termina la temporada, tus síntomas podrían deberse a los alérgenos de las plagas que circulan por los conductos de aire interiores.

Como has podido ver en este articulo de nuestro blog de control de plagas, los conductos de ventilación acumulan mucha suciedad y permiten a las plagas campar a sus anchas. Para evitar esto ponte en contacto con nosotros, en FastControl disponemos de un servicio de higienización de climatizaciones especifico, nuestro personal cuenta con amplia experiencia en limpieza y desinfección de este tipo de instalaciones. Por un precio muy ajustado podrás disfrutar de los beneficios de respirar un aire limpio y libre de patógenos.

¡Comparte esto en tus redes sociales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de privacidad