El Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (APPCC) es un proceso sistemático preventivo para garantizar la inocuidad alimentaria, de forma lógica y objetiva. 

Es de aplicación en industria alimentaria aunque también se aplica en la industria farmacéutica, cosmética y en todo tipo de industrias que fabriquen materiales en contacto con los alimentos.

En él se identifican, evalúan y previenen todos los riesgos de contaminación de los productos a nivel físico, químico y biológico a lo largo de todos los procesos de la cadena de suministro, estableciendo medidas preventivas y correctivas para su control tendientes a asegurar la inocuidad.

Actualmente en los países de la Unión Europea hay más medidas de control e inspección que nunca para garantizar la seguridad alimentaria. Pero no sólo con estas medidas se asegura este objetivo, ya que todos los eslabones de la cadena alimentaria tienen un papel y una responsabilidad en el proceso.

El responsable de la empresa alimentaria es la persona que está más capacitada para diseñar un sistema para conseguir que los alimentos que suministra sean seguros. Por esta razón, el autocontrol que se lleva a cabo en el establecimiento es la actuación más importante y necesaria para garantizar que los productos alimenticios que llegan al consumidor, sean adecuados para su salud.

No sólo hay que tener en cuenta cuáles son las buenas prácticas a llevar a cabo y qué sistema de vigilancia hay que mantener, sino también influye el diseño higiénico de la instalación.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted