Tenemos a tu disposición aparatos insectocaptores e insectocutores que hemos seleccionado después de instalar y comprobar resultados en varios dispositivos que hay en el mercado.


Insectocutores

Utilizan tubos ultravioleta o feromonas para atraer a los insectos voladores, antes de matarlos en una rejilla de alto voltaje. Los tubos UV atraen a los insectos emitiendo una luz con longitud de onda atractiva para las moscas, emite UV a un nivel comparable al del sol, al cual el insecto tiene una atracción natural que identifican como fuente de calor.


Insectocaptores

De igual forma que los insectocutores, emplean distintos métodos para conseguir atraer a los insectos, pero en este caso en vez de fulminarlos con una descarga eléctrica, quedan atrapados en una plancha adhesiva.

Una de sus ventajas es que al no ser un aparato que mata a los insectos por descarga eléctrica, los insectos no estallan ni saltan en pedazos, evitando así que caigan fracciones fuera de las bandejas de recogida.

Son muy efectivos y duraderos, requiriendo de un mínimo mantenimiento de forma periódica siendo este fundamental para su funcionamiento correcto.


Tubos UV duraderos

Los tubos a prueba de rotura proporcionan tranquilidad en áreas sensibles, sin riesgos de fragmentos de vidrio si el tubo se rompe. Puedes elegir el tubo ideal para proteger incluso las áreas más sensibles, incluyendo la preparación de alimentos y áreas de montaje de productos sensibles. Los tubos a prueba de rotura DEBEN instalarse en áreas que operen con una "política de ausencia de vidrio". El material de polímero fluorado (FEP) utilizado en todas nuestras fundas está diseñado específicamente para la transmisión óptica y permite que el 97% de la luz UV efectiva pase a través del recubrimiento. Como resultado, la mayor cantidad posible de UV útil pasa a través para atraer a los insectos. Con sólo el 3% es absorbido en el material, la integridad estructural de la funda se mantiene durante los 12 meses de vida útil del tubo, evitando la decoloración y asegurando que todos los fragmentos de vidrio se retengan en caso de rotura.


¿Con qué frecuencia debo cambiar las bombillas y por qué?

Recomendamos cambiar los tubos UV cada 12 meses para asegurar la máxima eficacia. Los niveles de UV producidos por los tubos fluorescentes se deterioran a lo largo de la vida útil del tubo. Mientras que el tubo seguirá brillando en azul o verde indefinidamente, después de aproximadamente 8.000 horas la cantidad de UV útil (que los humanos no pueden ver) baja a un nivel en el que ya no es atractivo para los insectos. Como resultado, los tubos UV deben ser reemplazados anualmente para asegurar que sigan siendo efectivos en la producción de niveles útiles de UV. Este ciclo de reemplazo se realiza típicamente justo antes de la temporada de mayor concentración de insectos (marzo/abril dentro de Europa) para asegurar que el matamoscas produzca la máxima cantidad de UV durante la temporada crítica de insectos.


¿Con qué frecuencia debo cambiar las planchas adhesivas?

Recomendamos cambiar los paneles de los insectocaptores cada 4 semanas, para evitar que el pegamento se seque. Los ambientes particularmente secos o polvorientos pueden requerir un cambio más frecuente a medida que los escombros atmosféricos se adhieran al tablero.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted