• Consejos para combatir plagas de hormigas este verano
    Consejos para combatir plagas de hormigas este verano
    20 de Agosto de 2017

    Las hormigas son otros de los insectos que son comunes en los hogares, y que al principio pueden parecer inofensivas aunque en realidad después pueden llegar a convertirse en un gran problema si comienzan a proliferar sin control y por toda la casa.

    Si bien no son dañinas para la salud ni representan un riesgo, igualmente son desagradables y pueden ser un invitado no deseado.

    Durante el invierno es difícil que las hormigas se conviertan en plaga, pero cuando comienzan a aumentar las temperaturas a partir de la época de la primavera y verano pueden comenzar a aparecer en los hogares.

    ¿Qué atrae a las hormigas?

    Las hormigas ingresan a la casa principalmente para buscar alimento, y lo buscan en los restos dejados en el suelo, en los restos dejados en los platos sucios, en los platos de las mascotas, debajo del sofá, o en bolsas de basura que se dejaron para sacar al día siguiente.

    Remedios caseros para eliminar las hormigas

    Limpieza

    La mejor técnica que se puede aplicar para poder prevenir la aparición de plagas de cualquier tipo, no solamente las hormigas, es mantener una buena higiene y limpieza del hogar.

    Para esto es recomendable barrer completamente el piso de la casa sin dejar espacios, ya que los rastros de comidas en especial las migas y restos atraen a las hormigas. Por consiguiente, al no encontrar alimentos de los cuales puedan abastecerse entonces no se quedarán en la casa.

    Otro consejo para mantener la casa limpia es que trates de evitar dejar los restos orgánicos en la casa y mucho menos que sean de fácil acceso para las hormigas. Bloquea el acceso a los alimentos que tienes en la cocina, y también a la basura.

    Sella las entradas

    Si tienes una invasión de hormigas en tu hogar debes detectar el sitio por donde están entrando, ya que ellas por lo general se mueven en filas y tienden a seguir el rastro de las demás.

    Las hormigas casi siempre utilizan como puntos de entrada los agujeros de la madera, grietas, conductos de ventilación y cualquier otro espacio que sirva de conexión con la parte exterior de la casa.

    Luego que hayas detectado por donde entran puedes sellar esta entrada con silicona, cemento o masilla de madera, o bien colocar insecticida para repelerlas y evitar que continúen entrando a tu casa.

    Tambien puedes llamarnos para una solucion profesional al 690 873 685

  • Peligros de las palomas para los edificios
    Peligros de las palomas para los edificios
    10 de Agosto de 2017

    Hay varios factores ambientales y climáticos que afectan a los edificios, sobre todo a los edificios históricos o antiguos, pero también hay una especie de animal que ocasiona muchos daños a los edificios: las palomas

    Estos animales, más allá de tener un comportamiento pasivo, generan una gran cantidad de suciedad, corrosión, erosión de la piedra, bacterias, obstrucciones de canalones y propagan la aparición de plagas de insectos y enfermedades (para las personas que trabajan o viven dentro de los edificios).

    De esta forma, los edificios en los que suelen posarse las palomas durante el día y la tarde sufren un deterioro progresivo causado por la plaga de palomas. Estos daños ocasionados van más allá de un aspecto de suciedad, ya que incluso puede acabar con el edificio o lo que es lo mismo, con algunas partes estructurales del mismo.

    El daño que pueden ocasionar a los edificios es tanto que incluso la Comisión de Medio Ambiente de un Grupo de Ciudades Patrimonio de la humanidad, ha comenzado un servicio de control de palomas para evitar que dañen en exceso cualquier edificio histórico.

    El motivo por el que el principal “objetivo” de las palomas son los edificios históricos se debe a que estos tienen características de construcción únicas y grandes oquedades que suelen resultarles muy cómodas para anidar, aunque está claro que también lo hacen en edificios modernos.

    Por su parte, los excrementos de las palomas afectan directamente la fachada de estos hermosos edificios históricos, pero el verdadero problema es que corroen el metal y la piedra caliza al estar expuestos a las sustancias químicas que son muy corrosivas, tales como: nitratos, sulfatos, ácido úrico, sulfitos, fosfórito, los cuales tienen facilidad para dañar las superficies sobre las que se encuentran.

    La alteración estética causada por la suciedad es mucho peor de lo que muchas personas se imaginan, ya que no solo manchan con sus excrementos, también se pueden ver plumas, nidos e incluso cadáveres; y todo eso favorece la aparición de hongos, bacterias, causan humedades y pueden tapar desagües, solo por mencionar algunos de los impactos que tienen sobre los edificios.

    Todos estos problemas han ocasionado que muchas ciudades se tomen muy enserio el problema de las palomas, como es el caso de Barcelona, en donde decidieron capturar a casi todas las palomas urbanas para su exterminio, ya que la población de estas aves había aumentado drásticamente en los últimos años. El último reporte oficial indicaba que habían alrededor de 100,000 palomas en Barcelona.

    Antes de terminar, hay que dejar claro que no solo representan un peligro para los edificios de las grandes ciudades, sino que tambien son portadoras de más de 40 enfermedades entre las cuales podemos destacar algunas como la salmonella, ornitosis, psitacosis, histoplasmosis, criptococosis, y muchas otras enfermedades que son ocasionadas por los microorganismos que hay en sus plumas y en sus excrementos. Además de que pueden ocasionar fiebre, dolores de cabeza, malestares respiratorios, erupciones en la piel, neumonía, etc…

    Toda esta suciedad y daños que ocasionan han causado que algunos les llamen ratas voladoras.

  • Científicos descubren que las hormigas no envejecen
    Científicos descubren que las hormigas no envejecen
    10 de Marzo de 2016

    La senescencia o envejecimiento biológico es un proceso natural común a todos los organismos vivos. En él se ponen en marcha todos los mecanismos que desencadenarán, finalmente, la muerte del individuo. 

    En los seres humanos por ejemplo, se producen toda una serie de fenómenos claramente identificables como puede ser: un aumento de la muerte celular en ciertas áreas del cerebro o la aparición de niveles bajos de ciertos neurotransmisores importantes como la dopamina y la serotonina; lo que se traduce, entre otras cosas, en una disminución del rendimiento en las tareas diarias.

    Para poder conocer un poco mejor cómo se desarrolla este proceso en animales sociales, un grupo de científicos ha llevado a cabo una investigación en hormigas obreras de la especie norteamericana Pheidole dentata. 

    El estudio arroja resultados asombrosos e inesperados, además de abrir numerosas incógnitas. Los trabajos han sido llevados a cabo por investigadores de la Universidad de Boston y publicados recientemente por The Royal Society. En ellos, se planteaban varias hipótesis relacionadas con el envejecimiento y sus efectos en el comportamiento de estos insectos.

    Fast Control: control de plagas en Barcelona

    El objetivo era comprobar cómo las interacciones sociales configuran el comportamiento y la neurobiología de los individuos. Para ello, analizaron durante dos años las pautas de conducta de obreras de la especie P. dentanta en relación con el desarrollo de tareas cotidianas como el cuidado de las larvas, la capacidad para seguir las marcas de feromonas para recolectar cooperativamente alimentos o la eliminación de individuos muertos. 

    Hay que decir que las hormigas de esta especie tienen una vida media de unos 140 días en laboratorio. Se dividió a los sujetos de estudio en cuatro franjas de edad: de 20 a 22 días, de 45 a 47, de 95 a 97 y de 120 a 122 días. Con ello se pretendía comparar la forma de llevar a cabo las citadas tareas en función de dichas franjas de edad.

    Los investigadores esperaban que el comportamiento de las hormigas se volviera cada vez más eficaz, a medida que pasaban de sus estadios juveniles a los adultos, con un pico máximo de rendimiento, seguido de un declive coincidente con la vejez de los ejemplares. Algo parecido a lo que nos pasa a los seres humanos cuando nos hacemos mayores, con pérdidas auditivas, de vista, de memoria y de coordinación motriz. Sin embargo, las hormigas no mostraron signos de envejecimiento, jóvenes y viejas desarrollaban por igual las mismas funciones, incluso algunas de ellas, como la habilidad para seguir las marcas de feromonas, mejoraron con la edad. En los posteriores análisis, sus ganglios cerebroides no presentaron mayor apoptosis o muerte celular en comportamientos especializados; ni tampoco una disminución en la densidad sináptica entre neuronas. Además, los niveles de serotonina y dopamina aumentaron en los ejemplares de mayor edad. Los insectos mantuvieron las funciones nerviosas que intervienen en el olfato y la coordinación motora independientemente a su edad, mostrándose incluso más activos a medida que iban envejeciendo.

    ¿Cómo es posible este fenómeno? 

    De momento los autores no tienen una respuesta concreta. Plantean que quizás la avanzada organización de las hormigas hace que sus “cerebros” sean más eficientes y resilientes, aunque también pueden intervenir otros factores. Tampoco se tiene explicación todavía sobre cómo se produce la muerte natural en estos insectos sociales, en individuos que se encuentran en plena forma. La existencia de estos animales eternamente jóvenes, aunque no inmortales, abre un amplio campo para la investigación, que puede ayudar también a comprender cómo se produce el envejecimiento en humanos y la consecuente aparición de desórdenes neurodegenerativos como el Alzheimer o el Parkinson.

    Una muestra más de las cualidades asombrosas de las hormigas, que los han convertido en exitosos insectos, capaces de poner a prueba a cualquier empresa, en este caso, control de plagas Barcelona.