Las plagas siempre han sido uno de los principales problemas en los cultivos, aunque realmente muchas casas que se encuentran en zonas rurales pueden ser víctimas de una plaga.

Las feromonas son una de las últimas técnicas usadas para la eliminación de plagas, un método mucho más amigable para los cultivos y con otros insectos que son beneficiosos o que no afectan los cultivos.

Estas feromonas son compuestos químicos que son liberados por insectos para atraer a individuos de su especie con el fin de apareamiento o para comunicar algunos fenómenos como: señalar un camino, lugares donde poner huevos, alertar de un peligro, etc.

La comunicación que se hace usando feromonas ha generado un gran interés por usarse como una herramienta complementaria en el control integrado de , qué cuando se usa con otros métodos de control biológico pueden ser de gran ayuda para disminuir el uso de plaguicidas.

Las feromonas son de bajo impacto ambiental, además de que tienen la pequeña peculiaridad de no generar resistencia en las poblaciones de insectos que causan la plaga.

¿Qué tipos de feromonas hay?

  • Feromonas de agregación: Este tipo de feromonas son atractivas para ambos sexos y funcionan a grandes distancias, estimulando a los individuos a agregarse. Tienen una estructura más compleja, por lo que su uso es más limitado que el caso de las feromonas sexuales.

  • Feromonas sexuales: Estas se producen y se liberan (principalmente por la hembra) para aparearse. Son muy específicas y solo sirven sobre un pequeño grupo de insectos; además de que son volátiles, permitiéndoles actuar a grandes distancias. Por su parte, las feromonas Lepidópteras son más simples y que en comparación con la composición de las Dípteros y Coleópteros. También hay hormonas afrodisiacas, las cuales estimulan los apareamientos y son emitidas por los machos.

  • Feromonas de coordinación: Éstas feromonas interfieren en las interacciones de los insectos cuando están intercambiando información sobre enemigos naturales o fuentes de alimentos.

Los usos de las feromonas

  • Monitoreo:  Se usa para monitorear a los insectos y determinar su fenología, su distribución, densidad y dispersión de la plaga.

  • Detección de insectos: Las aduanas suelen usarlas para detectar plagas cuarentenadas, haciendo un rastreo rápido y eficaz en algunos insectos. Se puede usar con trampas para retener a los insectos.

  • Trampeo masivo: Este es un control más directo. Se busca capturar a todos los individuos que se pueden para reducir una plaga. En el caso de lepidópteros, en las trampas se usan feromonas sexuales. Es muy importante que los machos sean atrapados antes de la copula. Si son coleópteros, se usan feromonas de agregación buscando reducir la población en los dos sexos.

  • Infección o señuelo: Se busca combinar patógenos de los insectos con feromonas, es decir, atraer a la plaga con la feromona e infectarlos con el patógeno. Luego se liberan para que diseminen el patógeno o enfermedad, infectando a los demás insectos de la plaga para terminar con ella.   

Publicado: 20 de Octubre de 2017