Las chinches se pueden convertir en una verdadera molestia, pasando de casa en casa, entre equipajes, ropa de cama, muebles o ropa de vestir. Cuando logran entrar, estos bichos se esconden en pequeñas rendijas o grietas, o detrás de la cabecera de la cama, entre las costuras, el forro del colchón, dentro de la base del mismo o a lo largo de las grietas, incluso detrás del empapelado de las paredes.

Si hay chinches en una casa no se debe a que haya una mala limpieza, aunque está claro que el desorden puede darles ventaja al proporcionarles escondites u objetos que hagan más difícil su detección.

Afortunadamente las chinches no trasmiten ninguna enfermedad, aunque sus picaduras pueden ocasionar ronchas rojas en la piel y dan picazón. Generalmente las chinches se alimentan de sangre con una frecuencia de 5 a 10 días, pero pueden vivir más de un año si se alimentan constantemente, además de que son capaces de soportar una gran variedad de temperaturas intensas, así que no esperes que el frío o el calor las eliminen por ti.

Cómo identificar las chinches

Las chinches que son adultas tienen una forma ovalada, no tienen alas y tiene un color rojo óxido. El cuerpo de estos bichos es plano y tienen antenas y ojos algo pequeños.

Son insectos que se pueden ver fácilmente a simple visto, aunque gracias a su hábito de esconderse puede ser difícil detectarlas. Cuando limpies, cambie la ropa de la cama o salgas de viaje, debes de fijarte si ves algún indicio de la presencia de chinches, algunos como los siguientes:

  • Manchas de color óxido o rojizo en los colchones usados o en las sábanas. Estas manchas son causadas por chinches aplastadas.

  • Puntos oscuros muy pequeños en los muebles, colchones o en las bases de los colchones o somieres. Estos puntos son excrementos de chinches.

  • Huevos o las cáscaras de los huevos. Son muy pequeños (miden aproximadamente 1mm) y son de color blanco.

  • Una chinche viva. Si entre la ropa o tus muebles ves una chinche viva es un tanto probable que haya más. Fijate bien, ya que hay algunos insectos que se parecen mucho a las chinches.

Cómo erradicar a las chinches

Las infestaciones de chinches no son muy fáciles de encontrar y no hay una técnica de erradicación que sea efectivo en todas las ocasiones. Sin embargo, las chinches pueden ser controladas y eliminadas usando una combinación de técnicas que es conocida como Manejo Integrado de Plagas (IPM), con un enfoque que tiene cuidado del medio ambiente y que incluye prevención, monitoreo y un uso limitado de los pesticidas.

Las fundas anti-chinches también son una excelente opción, son fundas que están diseñadas para beneficiar la salud y el bienestar de las personas, pero que gracias a su riguroso control y confección forman una barrera gracias al tamaño del poro del material con el que se elaboran, funcionando como un sistema de confección hermético.

Con un recubrimiento de poliuretano, no permiten la picadura de las chinches a través de la funda, evitando que puedan alimentarse fácilmente y que mueren en menos tiempo.   

Publicado: 20 de Septiembre de 2017